Foto: cuscomagico.com

Silvia Sonia Bonet Gutiérrez y Donaldo Humberto Pinedo Macedo. Tesis para optar al título profesional de licenciados en antropología.

Baja la tesis completa

 

Introducción

Por alguna afortunada circunstancia, a los autores nos tocó ser parte de la organización del cargo o mayordomía de la festividad de la Virgen Inmaculada Concepción del Cusco durante el Corpus Christi del año 2000. No pudo ser un momento más propicio. A partir del año 2001 hasta el 2003 y en el período 2006 – 2013, no sólo participamos de manera permanente en la festividad de “La Linda” Inmaculada, sino que además asumimos el reto académico que el profesor Washington Rozas nos había planteado años antes, el de analizar los sistemas de cargos o mayordomías a través de los postulados que Marcel Mauss expuso en su reconocido “Ensayo sobre los dones. Motivo y forma del cambio en las sociedades primitivas” (1925).

Luego de un balance general de los estudios antropológicos sobre los sistemas de cargos o mayordomías, se evidencia que la gran parte de ellos han puesto demasiada atención a las cuestiones económicas, políticas o sociales, dejando de lado otros aspectos igual de determinantes, como el religioso. Esto resulta paradójico, ya que los sistemas de cargos, en principio, se fundaron en un contexto religioso-político. Pero también resulta que se ha desatendido uno de los enunciados más importantes de Mauss: que los efectos de las “las relaciones de intercambio recíproco” –en el que se basan los cargos o mayordomías- no solo tienen injerencia en el campo estrictamente económico, transcienden y se bifurcan en los aspectos sociales, políticos, religiosos, estéticos, éticos, morfológicos, jurídicos y morales. Se trata de un sistema íntimamente articulado que Mauss denominó hecho social total.

Es así que los cargos o mayordomías se han analizado desde perspectivas que no permiten una visión holística de sus principios de funcionamiento. En ese entender, cabe preguntarse: ¿Cuáles son los principios que dan forma y sentido al sistema de cargos o mayordomías de la festividad de la Virgen Inmaculada Concepción del Cusco? Se sostiene la tesis de que estos principios son: las normas y el discurso del clero católico, la categorización social de la Virgen, la re-interpretación de los poderes específicos de la deidad y, finalmente, la práctica de la reciprocidad y la redistribución de bienes, servicios y poderes sagrados entre la deidad, los mayordomos y los feligreses.

Los resultados más importantes de la investigación son: En primer lugar, las normas y el discurso que manifiesta y difunde el clero católico determinan, en parte y en espacios limitados, la forma y el sentido en que se desenvuelve el sistema de cargos o mayordomías. El dogma de la Inmaculada Concepción de María, como precepto teológico, tiene un impacto mesurado en la fidelidad ritual de las devotas y devotos, y más bien actúa, junto a la estructura eclesiástica, como una institución formal y legítima en donde pueden subsistir interpretaciones independientes que proponen los feligreses desde su cosmovisión.

En segundo lugar, los devotos y devotas le confieren una categoría social preferente y poderes específicos a la Virgen Inmaculada Concepción. La categoría social de “La Linda” es consecuente a la alta posición que ocupan sus devotas y devotos en la estructura social y de poder del Cusco contemporáneo, y esto define un conjunto de actitudes y comportamientos que tanto la Virgen como los feligreses deben manifestar para diferenciarse como grupo. Los poderes específicos atribuidos a “La Linda” se basan en una característica física que presenta la imagen: fue tallada gestando al entender de las devotas y devotos. Esta condición física, sumada a una re-interpretación particular del dogma de la Inmaculada Concepción, permite asignar a la Virgen los poderes de la concepción y la maternidad, pero además es depositaria de la fuente de la reproducción, la fecundidad, la fertilidad y la vitalidad.

En tercer y último lugar, la reciprocidad y la redistribución de bienes y servicios constituyen los principios filosóficos y prácticos que, aunados a la devoción, permiten el funcionamiento y la proyección del sistema de cargos o mayordomías. La hurk’a, aquel conjunto de dones ofrecidos por los mayordomos para comprometer el apoyo de los feligreses, es la base del sistema, es el ADN, porque devela un esquema tripartito de redistribución de poderes, bienes y servicios entre una dadora original (“La Linda”), los intermediarios o dadores iniciales (los mayordomos) y los receptores del don (los feligreses). Como tal, dicho modelo redistributivo presenta las mismas características de una mink’a prehispánica. Pero además, reciprocidad y redistribución están pautadas y legitimadas por la consolidación del prestigio social y por el fortalecimiento de alianzas sociales y sagradas. El prestigio es una necesidad social que se construye y mantiene a partir de una adecuada redistribución de los dones en términos de calidad, cantidad y amabilidad. Mientras tanto, los vínculos socioreligiosos -como soporte orgánico del sistema- se construyen a través de la renovación de las relaciones de parentesco y de la utilización de las redes sociales productivas.

Por otra parte, aunque el ensayo de Mauss se basa en información de campo proveniente de Polinesia, Melanesia y del Noroeste de América del Norte, los postulados teóricos obtenidos permitieron un excelente marco para explicar el funcionamiento de los sistemas de cargos o mayordomías que se llevan a cabo en el ámbito andino de la ciudad del Cusco. Por ejemplo, acorde a Mauss, se sostiene que la fuerza primordial que permite la circulación de los dones es aquel atributo impersonal y sagrado incluido en los objetos de intercambio. Mauss lo llamó hau. Para nosotros es la fuerza vital de La Linda, es decir, todos sus poderes específicos y extendidos (concepción y maternidad, reproducción, fecundidad, fertilidad y vitalidad) que se transfieren a los feligreses a través de la hurk’a, el objeto ritual que ofrecen los mayordomos.

Así también, Mauss planteó que el “intercambio recíproco” presentaba tres actos observables: dar, recibir y devolver. Sin embargo, el sistema tripartito que caracteriza a los cargos o mayordomías presenta además los actos de concentrar, compensar, transformar y redistribuir los bienes, servicios y poderes sagrados. Ciertamente, puede que los intercambios intertribales que analizó Mauss hayan incluido los mismos procedimientos.

En términos metodológicos, el enfoque de investigación utilizado es el cualitativo, mientras que el diseño corresponde al de la teoría fundamentada. Se usaron la observación y las entrevistas no estructuradas como técnicas de recolección de datos. La muestra de estudio fue de 14 personas. El análisis de la información se realizó a través del método semiótico aplicado al discurso.

Este documento presenta el siguiente orden: En el primer capítulo se incluyen los aspectos teóricos y metodológicos, como la formulación del problema objeto de investigación, el marco teórico y las hipótesis. En el segundo capítulo se describen los momentos y los actores más importantes de la festividad de la Virgen Inmaculada Concepción del Cusco y del sistema de cargos o mayordomías. En el tercer capítulo se presenta el análisis y los resultados de la investigación. Finalmente se añaden las conclusiones, la bibliografía citada y los anexos.

Cusco, 05 de agosto de 2014

Baja la tesis completa